DETECTAR PLAGAS Y ENFERMEDADES EN CULTIVOS



Las hojas nos pueden ayudar a detectar síntomas producidos por plagas o enfermedades.

Aunque más vale prevenir que curar, conviene ir echando un vistazo a nuestras plantas, de forma regular, para poder atajar posibles problemas de salud.


Resultado de imagen para plagas y enfermedades


Las principales enfermedades que nos podemos encontrar son las siguientes:

Mosca Blanca: Son moscas blancas que aparecen por el envés. Se aprecia porque las moscas revolotean alrededor y producen melaza. Su tratamiento se debe de hacer en primavera – verano, con un insecticida polivalente o con un acaricida.

Pulgones: Producen hojas abarquilladas, retorcidas, deformadas, con o sin puntos blancos. También producen melaza. Su tratamiento se realiza durante todo el año mediante un insecticida polivalente.

Cochinillas: Se aprecia esta enfermedad cuando las hojas tienen manchas amarillas en el haz, caparazones blancos, redondos y alargados. Tienen caspilla en los nervios y tallos que se levantan con la uña. Su tratamiento se da en primavera – verano, con un insecticida anticochinillas.

Botritis: Son hojas podridas, eflorescencias grisáceas, a veces húmedas. Las raíces y bulbos se ven afectados. El tratamiento es en primavera – verano con un fungicida polivalente.

Orugas: Las veremos porque las hojas de nuestras plantas comienzan a estar roídas. Su tratamiento es en primavera – verano, con un insecticida ecológico.

Hormigas: son insectos que viven en grandes familias, algunas son de color rojo y otras negras. Transportan los pulgones porque les gusta la melaza azucarada. Roen raíces y tallos y desentierran semillas. Su tratamiento se efectúa en primavera – verano con una pistola antihormigas o con un espolvoreo antihormigas.

Araña roja: Son diminutas arañas amarillas o rojas que se alimentan de la savia produciendo secado de las hojas. Se encuentran en el envés de la hoja. Su tratamiento es de Julio a Septiembre, con un insecticida – acaricida.

Exceso de agua: Su síntoma es la caída de las hojas inferiores que llegan a tener pústulas de agua y raíces podridas. Su tratamiento se realiza durante todo el año con un reverdeciente.

Falta de hierro: Su principal característica es que las plantas comienzan a tener las hojas amarillas. También su tratamiento es durante todo el año con un reverdeciente.

Caracoles y babosas: Se aprecia que una planta lo tiene cuando sus hojas son roídas o comidas. Su tratamiento con un anticaracoles se realiza durante todo el año.

No olvidéis que para preservar vuestras plantas sería conveniente que al menos una vez al mes les echarais abono y les pusierais un insecticida preventivo o un fungicida de los muchos que existen en el mercado.





Related post

Facebook comments:

Facebook

Google+

Twitter

Random post
 
Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.